Chachacoma: la hierba milagrosa de la cordillera sanjuanina

En quechua, la palabra  “chacha-coma” significa “hombre pobre”, pero las propiedades de la planta hablan de una riqueza extraordinaria en virtudes curativas.  Don Severo, un sabio de la cordillera, decía: “La Chachacoma es bueno pa’ l dolor de estómago, pa’ la puna; es bueno casi pa’ todo el cuerpo. Se toma un mate [con hojas y ramitas de esta planta]. La Chachacoma Hembra (Kachu chachacoma) es buena para el hombre; y Chachacoma Macho (Orko chachacoma) es bueno para la mujer”.

La chachacoma es una planta medicinal de la flora autóctona que crece en la cordillera de Los Andes, muy común en las provincias argentinas de San Juan, La Rioja y Catamarca, así como del norte de Chile y Perú.

La hierba ya era utilizada en forma medicinal por los aborígenes de la zona, pero se ganó la fama de “milagrosa” gracias a Domingo Faustino Sarmiento quien la utilizó durante los últimos 20 años de su existencia y, según su propia afirmación, gracias a ella logró mejorar su calidad de vida.

Hace algunos años, un grupo de científicos de Chile pertenecientes al Centro de Investigaciones del Hombre en el Desierto, descubrió propiedades anticancerígenas en la chachacoma. Según los resultados obtenidos (aclaran que son preliminares) la chachacoma posee un compuesto capaz de eliminar células cancerígenas en diferentes tejidos, especialmente en el carcinoma ductal, uno de los tipos más comunes de cáncer de mama.

“Estamos estudiando líneas celulares, con éstas se reduce significativamente la viabilidad de estas células (cancerígenas), hasta un 5 %, en comparación con las células normales que se mantienen vivas en un 75 %”, explicó el biólogo del Cihde, Carlos Echiburú.

Esto los llevó a incluirla en un programa para el cultivo de la chachacoma como hierba medicinal para el desarrollo de las comunidades.

“La domesticación es un punto de partida para implementar el cultivo de plantas silvestres, lo cual permitirá obtener beneficios socio-económicos, pero también poner en valor el patrimonio local y promover el cuidado de la biodiversidad”, señalaron en la página oficial del conicyt.cl/regional.

La chachacoma es una planta perenne de la familia de las Compuestas que alcanza de 20 a 30 cm de altura. Se caracteriza por ser fruticosa, dicotómicamente ramosa y poseer un olor caprino fuertemente agresivo. Tiene flores amarillas, y las axilas y extremidades de las ramas jóvenes se encuentran cubiertas por una lana laxa y muy densa, que luego de un tiempo caduca, por lo que los tallos más viejos son estriados y de hojas pequeñas. Crece sobre los 3.700 MSNM y su nombre científico es senecio graveolens.

Como se dijo, la hierba ya era usada por los primeros habitantes de estas tierras para curar. Y con el tiempo fue famosa para el tratamiento de catarros y resfriados debido a sus propiedades antimicrobianas.

También es efectiva para el insomnio y el estrés ya que posee un poderoso efecto sedante, ideal para ayudar a controlar cualquier estado nervioso y conciliar el sueño. Beber una taza de infusión de chachacoma antes de ir a la cama ayudará a tener un descanso tranquilo y reparador.

Para aliviar catarros, resfríos, gripe, bronquitis, asma, tos, y otras afecciones del sistema respiratorio, se recomienda utilizarla en cocimiento al 20 por mil, o sea, hervir 20 gramos de Chachacoma en 1 litro de agua durante 10 minutos, colar y beber 3 tazas al día. Su efecto se potencia si se endulza con miel de abejas.

Es excelente para combatir la tos convulsa de los niños con este jarabe: hervir 50 g de Chachacoma en 300cc de agua hasta que el líquido se reduzca a la mitad. Sin apagar el fuego, añadir 150 g de miel y dejar hervir unos segundos más. Colar y guardar tapado en frasco de vidrio oscuro en lugar fresco y seco. La dosis que se da a los niños es de 1 a 2 cucharadas soperas cada 2 horas. También se puede suministrar enseguida del ataque de tos. Este jarabe mejora rápidamente los ataques, haciendo que se produzcan accesos cada vez más lejanos en el tiempo. Generalmente el alivio se siente luego del tercer día de tratamiento.

También se puede preparar una tintura dejando macerar 30 gramos de Chachacoma en 100 cc de alcohol de 70º durante 30 días. Luego se bebe 1 cucharadita de café diluida en una taza de té o hidromiel (agua con miel).

Además tiene una acción muy marcada en todas las enfermedades de origen nervioso. Una tisana de Chachacoma todas las noches, antes de ir a dormir, induce a un sueño tranquilo y reparador. Su uso está especialmente indicado a las personas que tienen los nervios “gastados”.

Y por si fuera poco, también se recomienda su uso externo. Es que debido a su capacidad de absorber los nocivos rayos ultravioletas, se ha estudiado la posibilidad de utilizarla en la fabricación de cremas para contrarrestar este tipo de radiación y prevenir el desarrollo de patologías dérmicas.

La naturaleza nos proporciona todo lo que necesitamos para estar sanos, y San Juan es una farmacia a cielo abierto.

(Fuentes: elcomercio.pe; diariochilecito.com.ar; biouls.cl; conicyt.cl/regional; cooperativa.cl)

Acerca de Destino San Juan

Revista digital que te muestra San Juan de una forma bien distinta, con sus sabores, sus leyendas, sus personajes y sus paisajes.

Ver todas las entradas de Destino San Juan →