Club Social San Juan: historia y actualidad

comedor

El 31 de marzo de 1888 se fundó en Club Social San Juan y esta es la historia y actualidad de este rinconcito sanjuanino que cumple 133 años.

“Un núcleo de caballeros representativos del ambiente se reúnen en la fecha y fundan el Club Social San Juan. El 25 de mayo siguiente inauguran sus actividades con una gran fiesta social de trascendencia”, contó César Guerrero en su libro “Efemérides sanjuaninas” (1961).

club social
Fachada del Club Social antes del terremoto de 1944.

En 1922, también un 25 de mayo, se inauguró un magnífico edificio propio frente a plaza 25 de mayo de la ciudad. Ese bellísimo edificio colapsó como consecuencia del terremoto de 1944.

En sus redes sociales destacaron que “el Club Social San Juan, luego de la Biblioteca Franklin, es la institución civil o club más antiguo de la Provincia de San Juan”.

En “Historia de San Juan” (1889), Horacio Videla destacó que la sociabilidad fue cultivada en la época hispana y primeras décadas de tiempo patrio, con la Sociedad de Beneficencia, la Sociedad Dramática Filarmónica y el Club Casino Unión.

“Con idénticos perfiles, en otro escenario, el Club Social San Juan, decana institución social sanjuanina, nace fundado por una comisión de caballeros encabezada por Don Pedro Ramírez, Don Modesto Salcedo, Pedro Doncel y casi 100 socios”.

Según Videla, el Club Social tenía “un espíritu despojado de prejuicios corrientes de la época”.

club

Luego replicaba un comentario de Sarmiento en “Recuerdos de provincia”: “Consiste en una democracia moderada y respetuosa”.

Mientras que Igarzábal señalaba que “no admitía preferencia para nadie y sólo excluía la falta de educación”.

Las fiestas del Club Social

Videla destacó la hermosa arquitectura de la primera sede del Club Social frente a la plaza 25 de Mayo. “Un magnífico palacio concebido por el arquitecto Molina Civit que abatió la catástrofe de 1944, con señorial graderío de mármol entre dos columnas corintias a cada lado que sostenían un gracioso arco en el frontis.

Un gran salón de fiestas con panneaux de seda rosa en sus muros donde se agasajó, años más tarde, a personalidades destacadas de la ciencia, el arte y la política, como Juan Carlos Navarro, Gregorio Aráoz Alfaro y los presidentes Justo y Castillo”.

lampara
Lámpara de bronce del actual edificio, perteneció a la antigua sede.

Considerado por este historiador sanjuanino como “el templo mundano de aquella sociedad”, sus fiestas eran motivo de alboroto.

“Las recepciones del viejo Club Social fueron materia de expectativa general con toques no escasamente pintorescos de la petit histoire de una sociedad provinciana, su sabor costumbrístico admite un breve recuerdo:

Las niñas eran acosadas por problemas de costureras, modistas y turnos con mademoiselle Esquilache, afamada peinadora de primorosos jopos y bucles.

piano
Piano de cola.

Los varones se ocupaban de remediar los estragos de la vil polilla en las solapas de seda del frac ola levita, procurando completar las prendas faltantes y de airearlas para quitar el olor a la pimienta y la naftalina.

Los presos de la cárcel y contraventores, dirigidos por sus guardianes, barrían salones sacudiendo el polvo, levantando muebles y extrayendo del gran piano Pleyel de cola, que hasta que hasta hace muy poco conservaba el club, la última tanda de gatitos que su madre gata había alumbrado.

Se repasaba la imponente araña de bronce con picos a gas de carburo en el salón principal y se remendaba la descomunal bandera que se izaba los 25 de mayo y 9 de julio en el mástil de siete metros sobre la puerta principal”.

mesa de ajedrez
Antigua mesa de ajedrez del Club.

Apellidos fundadores

El acta fundadora del Club Social consigna que los socios acordaron:

1- Constituirse en comisión para llevar adelante tan laudable propósito.

2- Para evitar molestias, que todo el que firme la presente acta se considere como socio fundador.

3-Que el día que haya 100 personas suscriptas, se convoque a asamblea para el nombramiento de la comisión directiva y así quede finalmente constituido el club.

Los firmantes del acta fundacional fueron: José P. Cortínez, Juan de Dios Jofré, Anacleto Gil, Eleodoro Curubeto, Saturnino y Miguel de la Presilla, Román Aberastain, Domingo Alvarado, Segundino Navarro, Abraham y Eliseo Vidal, Doroteo Basáñez, Justo Castro, Pedro Nolasco Zavalla.

José Godoy, Ignacio y Zorobabel Sánchez, Marcial Quiroga, Juan y Manuel Maurín, Juan Videla, Carlos Keller, Benjamín y Tomás Bates, Juan Laspiur, Domingo Morón, Juan Vidal, Pedro Garro, Nazario Sánchez Benavidez, Noé y César Quiroga.

salón
Uno de los salones del Club Social.

Saulo de Oro, David Perramón, Pedro Oviedo Bustos, Ramón Moyano, Saturnino Aráoz, Juan de León, Desiderio Bravo, Moisés Cano, Ramón Yornet, Lisandro Correa, Arístides Arévalo, Manuel Antequeda, Ramón Ayala, Eladio Gigena Yornet, Napoleón Rosselot, Juan Cook, Salvador Ottolenghi.

Tristán Ríos, Vicente Mallea,Mardoqueo Olmos, Ángel D. Rojas y Federico Moreno,“los cuatro últimos, ministros y gobernador de la provincia”.

El Club Social, hoy

La sobriedad es una de las características del actual Club Social San Juan. Elegante sí, pero moderado. Como su gran salón de fiestas con piso parquet, o la sala de juegos con su mesa de billar y las antiguas mesitas de ajedrez.

mural
Extraordinario mural en el comedor del Club Social.

Biblioteca, bar, comedor, gimnasio y peluquería, suman servicios a los socios que cada día se acercan al club.

“Para nosotros la importancia del Club es que es un lugar donde nos reunimos amigos, sin apetencias ni especulaciones de ningún tipo. Somos amigos. Muchos nos conocemos desde hace 60 años, cuando éramos adolescentes y veníamos al club a jugar al billar cuando no íbamos al colegio”, contó Gustavo Sambrizzi, actual presidente del Club Social.

Sambrizzi
Gustavo Sambrizzi, actual presidente del Club Social San Juan.

El exjuez admite que cuando aceptó la presidencia pensó que iba a ser una tarea más fácil, pero los temas del club llevan mucho tiempo y lo consultan a cualquier hora. Estar jubilado le permite dedicarle tiempo al club.

“Se llama Club Social y muchos creen que es de un grupo de elite y no es nada de eso, acá hay de todo. Hay socios de cuarta generación, yo soy la segunda generación. Para la mayoría es parte de  una tradición familiar”, aseguró Sambrizzi.

Luego, aclaró que nadie hace política en el club, “acá venimos a relajarnos, todos los días vienen 15 o 20 socios y desfilan ya sea a desayunar, almorzar o cenar, para ese grupo este club es una continuidad de su casa”.

Año de pandemia

En forma ininterrumpida desde 1888, el Club Social ha tenido vigencia con su actividad social y cultural. Sin embargo en el 2020, por primera vez el salón sumó un año cerrado, lo que significa que una merma en los ingresos del club.

biblioteca
Biblioteca del club.

También el restaurante estuvo cerrado, el alquiler del subsuelo es el único ingreso permanente y se transformó en vital para mantener el edificio.

Es que si bien el club cuenta con unos 200 socios, solo la mitad paga la cuota al día, valor que no supera los $1.000.

El año pasado tampoco no se pudo realizar la asamblea para el cambio de autoridades y estiman que se podrá realizar en el primer semestre de 2021.

“El principal uso del salón del club para fiestas sociales estuvo parado en 2020 y entonces nos dedicarnos a trabajar para lograr la mayor confraternidad posible”, aseguró el presidente.

galería
Galería de los presidentes del club.

Y agregó que cuando se habilitó la reapertura del club volvieron los 20 socios que siempre van a disfrutar del patio donde no falta la parrilla y el horno y donde en las noches se suelen quedar a comer un asado o empanadas.

“Nadie viene a discutir, venimos a distendernos y a veces a aguantarnos alguna cargada”, repitió Sambrizzi.

Poco a poco también volverán al club las actuaciones de grupos corales, alumnos de la escuela de música, o expertos en historia con sus charlas, asiduos protagonistas en el club.

Como también las reuniones de muchas instituciones que lo eligen como lugar para sus asambleas.

club social
Salón de fiestas.

Mujeres y más

Uno de los objetivos de esta presidencia es sumar mujeres a la comisión directiva. “Son necesarias porque tienen otra mirada, soy un convencido de que debemos tener una o dos mujeres porque ellas tienen un sexto sentido y te dicen el punto exacto donde tenés que apuntar.

Queremos darle más protagonismo a la mujer en el club”, señaló Sambrizzi.

sauna
Sauna

Para él, este paso aún no se ha dado porque a los socios les “cuesta despegarse de la tradición masculina de cuando se fundó el club, solo con hombres. Pero esa idea ya fue superada.

Empezamos a aceptar mujeres socias y hay unas 10 y cuando muere un socio, su viuda hereda su membresía, adquiere los derechos del marido”, explicó.

Mientras que cualquier persona que quiera ingresar al club debe presentar una solicitud formal la que se analiza en la reunión de la comisión directiva.

Los socios tienen categorías: activos, vitalicios (más de 40 años en el club); y cadetes (jóvenes recién iniciados).

murañ

Sambrizzi tiene tres hijos de 40, 38 y 30 años y “el mayor es el que tomó la posta en el Club Social, aunque está muy enfocado en el trabajo”, pero sería quien asegure la tercera generación de los Sambrizzi en el Club.

Una mención especial mereció don Juan Icazatti, quien entró con 17 años como ordenanza al club, murió con más de 90 años y hasta hace dos años iba a visitar el club que era como su casa.

“Era el más viejo del club, un hombre valioso y de extrema confianza. Él era un anecdotario vivo del club. Dos de sus hijos son ahora ordenanzas”.

Sambrizzi cerró con una frase que resume el amor de los socios por el Club Social: “El sentido de pertenencia, la identidad con el club, es muy importante y es algo que a muchos les cuesta entender”.

barra
salón
acta
Acta fundacional del Club Social.
salón
Antiguo salón.
acta

Acerca de Destino San Juan

Revista digital que te muestra San Juan de una forma bien distinta, con sus sabores, sus leyendas, sus personajes y sus paisajes.

Ver todas las entradas de Destino San Juan →