El Quillo-Quillo: la planta autóctona que usaban para lavar ropa

quillo

Te la cruzaste miles de veces en caminos rurales y seguro no sabías que esta planta de hermosas flores azules y pequeños frutos redondos y amarillos, se usaba para lavar ropa y también en la elaboración de quesos.

El Quillo-Quillo aparece mencionada en el libro “Contribución a la historia geográfica de San Juan”, de Pedro Pascual Ramírez.

“Quillo-Quillo, llamado en Chile tomatillo a consecuencia de la forma de su fruto, es un pequeño arbusto muy usado por las lavanderas por la hermosa lavaza que da y la facilidad con que blanquea la ropa percudida. Tiene la infusión propiedades diuréticas”, decía Ramírez.

Los frutos se usaban machacados para lavar ropa por su alto contenido de saponinas, que son un grupo de glucósidos oleosos, los cuales son solubles en agua produciendo espumosidad cuando las soluciones son agitadas.

Su nombre científico es Solanum elaeagnifolium, especie de la familia de las solanáceas, originaria del sur y centro de América, considerada una planta tóxica en muchos países.

También es conocida como “revienta caballos” debido a su toxicidad, ya que puede provocar la muerte en el ganado vacuno y equino.

Es una planta muy difícil de erradicar, es muy resistente a condiciones adversas, y solo un trozo de raíz de menos de 1 cm puede regenerar la planta.

Se utilizaba comúnmente en el norte de México como cuajo en la elaboración de quesos.

El sitio web arbolesdechaco.com señala que J. Hierónymus (Botánico alemán,1846-1921), registró entre otras del género, la especie Solanum eleagnifolium (Cav.) y sus variedades cuyos nombres vulgares son quillo-quillo, meloncillo de campo, granadillo, tomatillo.

“Las bayas se usan como jabón para sacar las manchas en tejidos de lana. La decocción de las bayas se considera como diurética.

Según Gay (Hist. Chile bot. V, p.82), los frutos molidos tienen la propiedad particular de provocar estornudos”. (Hieronymus, J.: Plantae diaphoricae florae Argentinae, Buenos Aires, 1882).

Otros usos y toxicidad

Entre los coagulantes vegetales empleados para cuajar la leche son mencionados los frutos de esta planta.

En el libro “Plantas nativas de Mendoza” (2009) Diego Cabral señala que se trata de una planta de hojas alternas, simples, oblongas con bordes sinuosos, con aguijones en el pecíolo y nervaduras, recubierta densamente de pelos con forma de estrella lo que le da la tonalidad grisácea a toda la planta.

Tiene flores solitarias, largamente pedunculadas, corola lila o azulada, pentalobada.

Sus frutos son bayas globosas de más o menos 1 cm de diámetro, cuando inmadura verde con manchas blanquecinas y amarillas en la madurez.

Comienza a vegetar en primavera, floreciendo en diciembre a enero y fructifica hasta el otoño. Se propaga por semilla y rizomas.

Según otra información, publicada en conabio.gob.mx, el Quillo-Quillo contiene solanina, un alcaloide. Puede ser tóxica para el ganado bovino (afecta menos a los borregos, y casi nada a las cabras). Irrita el tracto gastro-intestinal y puede tener efectos sobre el sistema nervioso.

Mientras que no se recomienda su consumo en humanos ya que los estudios recientes señalan que se trata de una planta venenosa.

Sin embargo, se podría probar moliendo el fruto para lavar, sobre todo teniendo en cuenta el precio actual de los jabones en los supermercados.

Acerca de Destino San Juan

Revista digital que te muestra San Juan de una forma bien distinta, con sus sabores, sus leyendas, sus personajes y sus paisajes.

Ver todas las entradas de Destino San Juan →