Siete vertientes de aguas milagrosas y una gruta, a pedido de la Virgen

Lourdes

Son siete las vertientes de aguas milagrosas, en los cerros de La Laja, departamento Albardón, una de ellas, a los pies de la Virgen de Lourdes ubicada en una gruta que, a pedido de ella, construyeron los fieles.

Este desierto milagroso, hoy es parte de la Ruta de la Fe en la provincia de San Juan.

Esta zona, pasando el complejo de aguas termales de La Laja, se destaca por la existencia de varias vertientes de agua que afloran entre las rocas de los cerros.

Cuenta la historia que la Virgen se le apareció a Leonardo Rubiño en 1997 y le pidió que construyera la gruta en este lugar. Este es su relato, publicado en el blog del sitio.

“Cumpliendo con mi habitual y rutinario trabajo en oficinas de Abastecimiento y Farmacia de Salud Pública, en guardia nocturna entre las 19 y las 7, con poco movimiento decidí, cerca de media noche, recostarme.

En un instante me quedé dormido, al rato la habitación se llenó de luz, pensé ‘amaneció’, pero en la pared estaba la imagen de una Virgen.

Me asusté, pero ella me hizo un pequeño movimiento con su cabeza con lo que sentí una paz y tranquilidad total.

Imagen de fe

Era muy bonita, muy joven y de ojos azules, pelo castaño y manos juntas a la altura del pecho (como rezando) vestida de blanco con un chal de color celeste y los pies descalzos, con dos rosas de distinto color y más bien pequeñas, como las de enredadera; comprendió que la estudiaba.

Me miró y sin proferir palabra con su boca dijo:

‘Quiero una imagen mía en un lugar donde hay siete vertientes, todas ellas tienen aguas milagrosas. Todos los que visiten el lugar con fe en mi hijo Jesús recibirán mi ayuda y bendición’.

Al ver que dudaba sobre el lugar me dijo. ‘Búscalo donde las chilcas son dulces’.

Me paré y comprendiendo que no soñaba, que era todo realidad, me quise arrodillar, pero me dijo que no. Le pregunte por qué a mí: ‘Porque sé que vas a cumplir con mi pedido. No va a ser fácil, de siete en siete se cumplirán’.

Le pregunté qué era el Espíritu Santo y me respondió: ‘Es tanto el amor del Padre por el Hijo y viceversa, que forma una fuerza que protege a la humanidad, que es manejada por ángeles.

Luego continuó: ‘Agrupa amigos y creyentes y lo lograrán entre todos. No se olviden que con tan solo una oración dirigida a mi Hijo es suficiente para ganarse el derecho de acompañarlo eternamente’.

La gruta se terminó en el 2007 con aporte de los fieles y con materiales del lugar, como travertino.

El agua que vuelve

Después del terremoto ocurrido en enero de 2021 en San Juan, las vertientes se secaron. Algunos señalaron que fue debido al movimiento de fallas tectónicas, de las cuales en La Laja hay cuatro estudiadas.

Pero el agua volvió a los meses y el hecho fue atribuido a la intervención de la Virgen.

En el cerro, hay varios oratorios pequeños realizados por los fieles de la Virgen que respondieron así a un pedido concedido.

En el 2008 la imagen de la Virgen fue destruida por vándalos. Después de 10 meses de trabajo lograron reconstruir la imagen de Lourdes y fue colocada en el mismo sitio.

En el lugar también se construyó un parador donde se creó el museo de la fe. Un sitio de visita obligada para todos los creyentes.

Como llegar: Desde la Ciudad de San Juan por RN 40 ingresando a Albardón y luego por calle Sarmiento, pasando el complejo La Laja a mano izquierda está la gruta.