¿Hay algo más sanjuanino que las semitas con chicharrones?

Pocas cosas son más sanjuaninas que las semitas con chicharrones. Y casi nada más necesario que una buena semita a la hora del mate o el “yerbeado”. Son tan indispensables en nuestra cultura que desde hace unos años se elige la mejor semita en una fiesta popular donde abundan los secretos para elaborar la más rica semita del mundo.

¿Cómo nació la idea de sumar chicharrones a un pedazo de pan? Un sitio especializado -contactoconlodivino- asegura que el chicharrón se inicia con los negros libertos traídos a la colonia por los españoles, y estos tenían la costumbre de criar cerdos para su consumo.  La grasa del cerdo representaba  para ellos el elemento primario para engrasar los alimentos; y el  chicharrón  sólo era el residuo (un producto secundario obtenido del  proceso de derretir la grasa) y sólo era utilizado para la alimentación de otros animales.

Dicen que en esa época las personas no consumían el chicharrón. Pero poco a poco las costumbres fueron cambiando. Primero, se vendió a muy bajo precio, o bien se regalaba a los pobres.  Pero luego, su consumo se fue popularizando en todos los estratos de las diferentes sociedades de las colonias latinoamericanas.

Fue seguramente alguna mente creativa la que pensó que sería una buena combinación sumar chicharrones a la masa del pan y de ahí al formato redondo y pequeño de las semitas sólo quedaba un corto paso.  

Esta es la receta de la chef Gabriela Vega que se especializa en el rescate de nuestra gastronomía más antigua.

Ingredientes:

1 kg de harina 000

30 gr de levadura húmeda o 1 sobre seca

20 gr sal

400 cc de grasa de pella derretida

400 gr de chicharrones

Agua tibia la que  absorba

Preparación:

1-Colocar la harina cernida con la sal, hacer un volcán y reservar.

2- Realizar el fermento con agua tibia, una cucharada de harina y otra de azúcar. Dejar levar.

3- Mientras con la grasa de pella se realizan los chicharrones.  Y se reserva la grasa derretida para incorporar a las semitas que debe estar tibia.

4- Incorporar al volcán la levadura, la grasa y agua tibia 100 cc y comenzamos a unir y amasar.

Si es necesario se puede incorporar más agua. Debe quedar una masa sostenida pero no dura sino ligera y blanda.

5-Dejar levar hasta que duplique su volumen. Entonces se incorporan los chicharrones y se vuelve a amasar.

6-Se arman bollitos del tamaño deseado y se aplastan para volver a dejarlos levar bien tapados.

7- Se colocan las semitas en una fuente y se hornean a 200° entre 20 y 30 minutos aproximadamente depende del horno y el tamaño.

Y nada mejor que comer una semita caliente y crujiente recién salida del horno!

Acerca de Destino San Juan

Revista digital que te muestra San Juan de una forma bien distinta, con sus sabores, sus leyendas, sus personajes y sus paisajes.

Ver todas las entradas de Destino San Juan →