Fabril Alto Verde: vinos orgánicos, pioneros en San Juan

El gran salón expositor, pensado para el turista, la bodega, con tecnología de punta, y los parrales que rodean el predio, son una síntesis perfecta de lo que busca el amante de vinos que llega a San Juan.

Bodega y Viñedos Fabril Alto Verde es una empresa pionera en vinos orgánicos y también en la Ruta del Vino sanjuanina. Fue el abogado y productor vitivinícola Rodolfo Nale quien en el año 1988 comenzó a elaborar orgánicos con el objetivo de dar a la industria vitivinícola un plus de calidad. Fue el primero en certificar su producción como orgánica.

Estos varietales de alta calidad enológica no tienen agregados químicos en ningún proceso. Desde la producción de la uva hasta la elaboración del vino en la bodega, se logran sin participación de agroquímicos y este proceso tiene certificación nacional e internacional.

“Nuestra filosofía es producir uvas y vinos dentro de un sistema sustentable en el tiempo y mediante el manejo racional de los recursos naturales con alta tecnología,  obteniendo productos sanos,  libres de contaminantes y organismos genéticamente modificados”, señaló Nale.

La enóloga, Silvana Vega, contó que la empresa cuenta con tres fincas propias, que suman unas 80 hectáreas, de donde sale la uva orgánica. “Destacamos que son propias porque tenemos todo el control de la producción de uva orgánica certificada. Este año se cosecharon unos 600.000 kilos de uva de variedades Cabernet Sauvignon, Syrah, Malbec, Pedro Jiménez y Chardonnay”, dijo Vega.

Silvana Vega, enóloga de la bodega.

Lograr la certificación de orgánico significa que no se usan agroquímicos y fertilizantes en los parrales, ni químicos de ningún tipo en el proceso de producción del vino y para esto la empresa es controlada por una certificadora que supervisa todos los procesos.

“Se trata de un sistema que tiene mucho más trabajo manual. El proceso de vino orgánico tiene más trabajo físico que químico, además de mucho frío y más filtrados. Y la mayoría de los productos químicos que las bodegas convencionales usan, nosotros no podemos usarlos”, destacó Vega.

La bodega cuenta con varios vinos orgánicos que van desde vinos varietales tranquilos, a los premium, espumantes, gasificados y dulces.

Confesó que como enóloga el vino que le dio más satisfacciones es “Compromiso”, “un vino muy fácil de tomar que a la gente le encanta, sobre todo el rosé que tiene un color maravilloso y al paladar es muy equilibrado  y tiene muy baja graduación alcohólica, 8 grados”.

Fabril Alto verde actualmente exporta el 30% de su producción total a los mercados de Estados Unidos, Canadá y Suecia.

El innovador

Nale es un innovador nato. Fue de los primeros en usar el fraccionamiento bag in box, hace más de 10 años; y el primero en producir vino de baja graduación alcohólica para adaptarse al mercado. Se trata de un espumante dulce natural, marca Marly, elaborado a través de la técnica Charmat, con maceración pedicular durante 6 horas a 8º C, utilizando jugo uva natural. Tiene 8,3° de alcohol 8,3° (cuando lo normal es entre 12° y 14°),  y azúcar residual 60 grs/l. Primero presentaron el blanco y después el rosé.

Rodolfo Nale y su hija Carla.

“El tema llegó a la mesa de Bodegas de Argentina y me decidí a hacerlo, así que salió apenas lo autorizó el INV. Cuando lo saqué no había nada parecido y fue un éxito total. Es un espumante tan fresco y liviano que uno lo toma muy fácilmente”, contó el bodeguero.

Agregó que este espumante se hace por proceso natural es decir que para lograr menos alcohol cosechan antes la uva, cuando llega a menos de 170 gramos de azúcar, lo normal es 220. Hoy es uno de los vinos más exitosos de la bodega. El blanco es de color dorado verdoso, brillante; aroma a manzana, melón y nuez característicos de la uva Chardonnay. En boca de inmediato se siente la fruta, lo que lo hace muy fresco y además tiene una equilibrada acidez. Un vino que se toma con mucha facilidad.

Nale es uno de los actores que más sabe de vitivinicultura en San Juan: fue durante tres periodos presidente de la Cámara de Bodegueros de San Juan, y sigue siendo miembro del directorio de Bodegas de Argentina.

Ahora, junto a Silvana Vega, están incursionando en un vino con aporte de aromáticas locales. Hicieron pruebas con jarilla y cedrón con buenos resultados, “pero tenemos que seguir investigando”. Además, también tienen pensado en el futuro producir vino orgánico de altura con uvas de Calingasta, producidas a unos 1.200 metros sobre el nivel del mar.

La bodega es parte de la Ruta del Vino y está ubicada en Ruta 40 s/n, entre calles 13 y 14, Pocito, donde realizan visitas guiadas, degustaciones  y ventas.

Consultas en los teléfonos: 264-438 5862 /  264-421 2683

Acerca de Destino San Juan

Revista digital que te muestra San Juan de una forma bien distinta, con sus sabores, sus leyendas, sus personajes y sus paisajes.

Ver todas las entradas de Destino San Juan →