Hornero, el pájaro de la buena suerte

hornero

“La casita del hornero / tiene sala y tiene alcoba / y aunque en ella no hay escoba / limpia está con todo esmero”, rima el verso que enseñaban en la escuela primaria y nos acercaba al mundo de los pájaros a través de la poesía. Algunos ya sabían que el hornero es el pájaro de la buena suerte.

Esta ave se destaca principalmente por su nido, que incluso le da el nombre de hornero ya que se parece a un horno de barro.

Desde 1928, el hornero fue denominado el Ave de la Patria, o Ave Nacional, por la Asociación Ornitológica del Plata. La elección se realizó por medio de una encuesta organizada en conjunto con el diario La Razón.

hornero

Según la página argv.com, el hornero le ganó al cóndor andino y al chajá, entre otros, porque no es característico de una región sino que su presencia se extiende a todas las provincias.

“Es un ave sociable que habita cerca de las personas y es conocido como un animal laborioso, debido al potente nido que construye usando su pico como única herramienta”.

Mientras que en el sitio inaturalist.org destacan que el hornero común, cuyo nombre científico es Furnarius rufus, es también conocido como alonsito (en Argentina y Paraguay), casero (en Argentina), tiluchi (en Bolivia), simplemente hornero (en Uruguay y Argentina) o joão-de-barro (en portugués, en Brasil).

Una casa especial

Entre abril y junio se puede ver al hornero buscando barro blando para construir su magnífico nido; esto es 3-4 meses antes de la postura de los huevos.

¿Cuánto se demora en hacer su nido? Depende de la disponibilidad de los materiales, puede llevarle desde cuatro días hasta 30, periodo en el que trabaja tanto el macho como por la hembra.

Durante este tiempo, las glándulas salivales del hornero común se hipertrofian y es lo que le proporciona una mayor cantidad de saliva.

hornero

El nido tiene la forma de un horno de barro y es construido con lodo combinado con fibras vegetales, crines, estiércol y piedras pequeñas.

En el interior, un tabique divide la entrada de la cámara de incubación, que generalmente es recubierta con plumas y paja.

Pero si no encuentra todo lo que necesita para su nido, el hornero no tiene problemas de abandonar una casa incompleta.

La entrada del nido puede estar ubicada del lado derecho o del lado izquierdo, mientras que la orientación de la misma aun es un misterio.

Estos nidos son ubicados en árboles u otras estructuras que permitan al hornero común tener una buena visibilidad de los alrededores. Una vez terminado, el peso promedio del nido es de cinco kilogramos.

Una pareja de horneros construye cada año un nido nuevo, aunque se registraron casos en donde reutilizan los nidos. A pesar de la seguridad que provee el nido, los horneros prefieren dormir en la vegetación densa.

Los nidos abandonados de esta especie son utilizados por otras aves, como bandurritas chaqueñas, benteveos rayados, burlistos pico pardo, caburés chicos, estorninos pintos, golondrinas cejiblanca, golondrinas pardas, gorriones comunes, jilgueros dorados, monjitas blancas, picabueyes, ratonas comunes, coluditos copetones y tordos músicos.

Para ver paso a paso como construye el hornero, click aquí.

Hábitos del hornero

La misma página, inaturalist.org,  señala que el hornero es un pájaro pequeño que mide entre 16 y 23 cm de longitud y no presenta dimorfismo sexual aparente. Es endémico de América del Sur.

El canto del macho es diferente al de la hembra: el del macho está exclusivamente compuesto por un tipo de nota que se repite a un ritmo cada vez mayor, mientras que el canto de la hembra está formado por dos tipos de notas y se desarrolla en una frecuencia más alta que el canto del macho.

Por otra parte, los llamados del hornero común son detallados como un insistente y constante «krip» metálico, que también es usado como voz de alarma ante la presencia de posibles amenazas y depredadores.

El hornero común se alimenta principalmente de insectos como grillos, cucarachas, mariposas, escarabajos, langostas, hormigas y chinches. También forman parte de su dieta otros pequeños invertebrados como lombrices, caracoles, gusanos y arañas.

Y aunque no es lo común, también puede comer semillas, vegetales, frutas y pan; incluso es capaz de capturar pequeños peces y renacuajos para su consumo.

El hornero come mientras camina o realiza pequeños trotes y es común verlo en el suelo buscando su comida entre las hojas secas y la vegetación escasa.

hornero

También registra el fango y la corteza de los árboles en busca de posibles presas. Si captura un invertebrado o insecto demasiado grande lo descuartiza.

El hornero apareció en la moneda argentina de medio centavo de austral, acuñada en 1985, y en el billete de mil pesos, a partir de 2017.

¿Y la suerte?

En una página de Facebook rescataron que según la sabiduría popular, la conducta del hornero acarrea un bagaje de buenos augurios.

Por ejemplo, que si en la casa anida un hornero se considera de buena suerte ya que hacen sus nidos con barro y le dan la forma de un horno de pan y esto es considerado de “suerte” ya que significa que en esa casa nunca le faltará el pan.

También es bueno que anide cerca de los caseríos porque señala un año de óptimas cosechas.

Cuando el hornero canta sobre el techo anuncia tiempos de bonanza para los que viven en la casa.

Si el hornero canta con energía durante un temporal significa que la lluvia pronto va a parar.

Además, si hace su nido en el techo de una vivienda significa que la felicidad acunará a sus habitantes, pues, como dice el refrán: “En casa con nido de hornero no caen rayos“.

El hornero mantiene su pareja toda la vida, cantan a dúo y juntos construyen su nido.

Pero cuidado!

Dicen los más viejos que romper o sacar el nido de un hornero atrae la mala suerte, al menos  hasta que otro hornero decida construir nuevamente una casita de barro en ese lugar.

Según una antigua creencia el hornero no trabaja los domingos y al parecer está comprobado.

Y como dice el poema de Leopoldo Lugones:

Allá, si el barro está blando,
canta su gozo sincero.
Yo quisiera ser hornero
y hacer mí choza cantando.

Acerca de Destino San Juan

Revista digital que te muestra San Juan de una forma bien distinta, con sus sabores, sus leyendas, sus personajes y sus paisajes.

Ver todas las entradas de Destino San Juan →