La Brea, caramelo y pegamento de la naturaleza

brea

Viste los campos de amarillo con sus ramas de prietas flores que hablan de primavera a los puesteros. La brea es un arbusto autóctono cuyo tronco ofrece una goma dulce comestible que también es usada como pegamento natural en el campo.

“La Brea tiene un alto como de seis metros y un diámetro menor de 0,35 m. Presenta un color verde pálido y al quemarse despide un olor agradable.

Si se realiza una incisión en la corteza despide una goma dulce comestible y al mismo tiempo es una buena cola para pegar madera.

Con la ceniza se fabrica la lejía que se usa en la preparación de la mazamorra de maíz, que es muy agradable y nutritiva”, decía Pedro Pascual Ramírez en su libro “Contribución a la historia geográfica de San Juan” (1917).

La brea es una especie sudamericana que se distribuye desde México hasta el Norte y Oeste de Argentina a través de corredores áridos de los Andes.

Mientras que la subespecie glaucum es endémica de Argentina, y se encuentra en las provincias de Catamarca, Chaco, Córdoba, Formosa, Jujuy, La Pampa, La Rioja, Mendoza, Neuquén, Río Negro, Salta, Santiago del Estero, Santa Fe, San Juan, San Luis y Tucumán.

Características de la brea

La brea es una especie xerófila que se adapta a lugares de extrema aridez. Coloniza rápidamente terrenos degradados. La planta florece en primavera y verano.

Según el sitio árbolesdechaco la brea es un árbol de porte pequeño o arbustivo, caduco, espinoso (espinas cónicas en los nudos), ramas ascendentes, follaje escaso o ralo, tronco corto que ramifica a baja altura.

Es característica su corteza lisa y delgada de color verde lustroso, muy llamativa que permite reconocer la especie. Su color se debe a los cloroplastos que realizan la fotosíntesis y reemplazan la función de las hojas cuando estas caen.

Follaje verde grisáceo, hojas compuestas, bipinadas, de ápice redondeado, su brotación se produce después de iniciada la floración.

Flores amarillas en racimos, suavemente fragantes; son consideradas de gran valor melífero, por lo general se aprovecha el área de distribución de la especie para la ubicación de apiarios.

El fruto es una legumbre chata color castaño verdoso, dehiscente, terminada en punta. Florece en primavera y fructifica en verano.

Goma brea.

La goma brea

La goma brea, sustancia que brota de la corteza, ha sido utilizada tradicionalmente como pegamento casero, tiene propiedades químicas similares a la goma arábiga.

En el Diccionario folklórico de la flora y la fauna de América se dice sobre esta especie: “Brea (Caesalpinia praecox), científicamente conocida con el nombre de salpina praecox, se caracteriza por la uniformidad del color verde claro que ofrece toda la planta.

Cuando se la hiere en el tallo, mana un líquido gomoso de color oro, de sabor agradable y que se emplea rústicamente para adherir alguna cabeza de santo o embadurnar papeles.

Es el pegalotodo de nuestro campesino. La corteza del tallo es muy delgada, quebradiza y sin resistencia a los rigores del tiempo. “Planta floja”, dicen, porque su madera es casi inútil y su vida efímera.

Apenas si se usa su ceniza, a falta de la de jume, para hacer jabón”.

Por su parte, Hierónymus refiere: “Caesalpinia praecox, brea. Su corteza de color verde fresco, puesta sobre brasas exhala al quemarse un aroma suave y agradable y se usa como incienso.

De incisiones hechas en los troncos y ramas, sale una especie de goma-resina semejante a la goma arábiga, que sirve como cola para pegar madera y es de buena calidad; la emplean para componer las fracturas de las guitarras.

Esta misma goma tiene un olor aromático y un gusto dulce agradable, por lo que los niños la buscan para comerla.

Usos industriales

Un documento de la FAO sobre el Estado de la Información Forestal en Argentina, se refiere a varias especies nativas proveedoras de gomas vegetales y entre éstas menciona a la brea.

“La goma de tipo hidrosoluble que se obtiene por exudación, posee características similares a la goma arábiga. Se la utiliza en la industria minera, gráfica, textil, farmacéutica y fundamentalmente en la alimenticia”.

Agrega que su “lágrima” es ingerida por los habitantes de la región como golosina, debido a su sabor dulce, sin que manifiesten consecuencias en el estado de salud.

En el sitio del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación se informó que la brea ha sido incorporada al Código Alimentario Argentino en el año 2013, en el artículo N.° 1398 del capítulo XVIII, inciso N.° 72.1, como espesante, estabilizante y emulsionante.

“La goma brea es una sustancia viscosa e incristalizable, que se diferencia de las resinas por ser soluble en agua. Estas sustancias tienen diversas propiedades tales como espesante, gelificante, emulsionante y estabilizante.

La goma brea tiene la particularidad de ser muy similar fisicoquímicamente a la goma arábiga, mundialmente utilizada en las industrias manufacturera, química, farmacéutica y de alimentos. Es por ello que la goma brea presenta un gran potencial entre los productos forestales no madereros de la Argentina”.

Usos tradicionales de la brea: al exudado se lo utiliza como caramelo del monte. Las hojas y frutos se utilizan como forraje.

El proyecto Wichí

La página sobrelatierra.agro.uba.ar publicó que las comunidades wichís de la provincia de Salta actualmente aprovechan la goma brea, por ello la Facultad de Agronomía de la UBA (FAUBA) y la ONG salteña Asociana los acompañan en la extracción y la comercialización de la goma, con un proyecto que busca darle al producto una identificación de origen.

Los investigadores señalaron que la goma arábiga es un producto que el país importa de Sudán y que se emplea en muy variadas ramas de la industria como la alimentaria, la gráfica o la farmacéutica.

Proyecto wichí para extracción y comercialización de goma brea.

“Por sus características, la goma brea puede ser una alternativa sustentable que aporte al desarrollo local de las comunidades”, contó Beatriz Nussbaumer, docente a cargo del proyecto e investigadora de la cátedra de Extensión y Sociología Rurales de la FAUBA.

El proyecto trabaja en los modos de extracción. El objetivo es cuidar el recurso y mejorar la comercialización para que los wichís obtengan más beneficios.

“Trabajar sobre la cadena de valor y en aspectos organizativos con relación a la recolección de goma brea es fundamental para aumentar las capacidades de negociación de las comunidades wichí”, explicó Ana Laura Álvarez.

Más flora y fauna de San Juan aquí.