San Juan tendrá un templo ecuménico que será centro de energía y sanación

De noche y desde la calle se verá como un plato volador, blanco, luminoso, como flotando en el aire. Se trata del templo ecuménico de 45 metros cuadrados, diseñado para concentrar energía de manera tal que logre cambiar tu frecuencia y mejorar todo tu ser. Primero y único en San Juan con este objetivo.

La idea la lleva adelante Juan Diapolo en su finca El Milagro, donde además elabora vinos artesanales y jamón serrano. “Va a ser sensacional, todos van a querer venir a verlo, tendrá un gran impacto turístico con sólo 45 metros cuadrados. Será un templo ecuménico que los incluya a todos y que contemple los elementos que nos ha dado Dios para vivir”, dijo Diapolo, uno de los artistas que más obras en templos realizó en San Juan.

Juan Diapolo, a metros del lugar donde construye el templo ecuménico.

¿Qué es un templo ecuménico? Es un lugar que alberga en principio a los cristianos de los distintos movimientos (ortodoxos y protestantes) pero el término ecuménico se ha extendido para hablar de la unión de todas las religiones.

Para Diapolo, después de haber trabajado en 85 obras en templos de varias religiones, este templo es la síntesis de su propia evolución, ya que será un lugar abierto a todos. “Hace años pensé en hacer un oratorio pequeño, pero como el hombre evoluciona, estoy contento porque yo mismo evolucioné por eso esa idea se transformó en templo”, dijo.

Explicó que el templo representa los cuatro elementos: tierra, aire, fuego y agua; el ser humano sería el quinto elemento. Su techo será una pirámide con volumen que confeccionará en chapa pintada de blanco, y será el único color de la construcción porque todo lo demás quedará en sus materiales crudos.

Maqueta del templo.

No es ninguna novedad que la pirámide es un concentrador natural de energía. Funciona como catalizador transportando en su interior la energía cósmica que se condensa y activa. Dentro de ellas se genera una concentración y circulación de energía que comienza en cada uno de los cinco vértices y confluyen en el área central. El año pasado, científicos descubrieron que la gran pirámide de Guiza es un enorme condensador de energía electromagnética.

“El templo está pensado para la meditación y asociado a la recuperación de la salud. Hoy la medicina le está pidiendo a la gente que primero medite y después le da el remedio. Lo más fuerte está orientado a la psiquiatría porque este lugar va a generar una energía y una mística especial, por lo tanto será el lugar indicado para la persona con depresión, acá va a sentir alivio y se va a ir con la idea de que va a estar bien, se va a ir con fe”, aseguró Diapolo.

Agregó que la enfermedad endémica de estos tiempos es la depresión, “quiero trabajar con los grupos de meditación para ayudar a la gente que está pasando por este trance y ya hay varios profesionales interesados en este proyecto”.

También busca legalizar ante Dios a la gente que ha quedado afuera de la iglesia Católica, como los divorciados que podrán renovar votos en este templo.

Diapolo ha proyectado cada paso y cree que el templo debería estar listo en 4 meses. Lo construye en su finca y con fondos propios, pero será de acceso libre a toda la gente.

“El templo no está orientado al lucro, va a estar al servicio de la gente y del turista. La pirámide va a estar iluminada en la noche y parecerá un hielo, un ovni, la gente va a querer entrar a toda hora a verlo. El templo no lleva puertas ni ventanas para el libre acceso. Trabajaremos con materiales rústicos como la caña y  otros más industriales como el vidrio”, señaló.

Solo algunos detalles aportó Diapolo: tendrá un sol bajorelieve en el centro del templo que será de cerámica, tendrá luz y piso de vidrio lo que dará la sensación de estar caminando sobre un sol incandescente. Pura energía.

Bellezas de El Milagro.

Una cruz será el único símbolo religioso del templo pero no será visible para todos, solo desde un punto específico ya que estará en un rincón y a desnivel, no se verá desde la sala principal del templo.

En la entrada habrá una placa metálica calada con palabras poderosas que ofrecerán un propósito como paz, perdón, etc.; y a la salida habrá otra placa con otras palabras con metas para lograr. En el piso también se colocarán los símbolos Alfa y Omega, principio y fin.

Diapolo proyecta el templo con la seguridad de verlo transformado en una Meca sanjuanina. “Es algo que me apasiona y que hago con mucho gusto”, dijo.

Acerca de Destino San Juan

Revista digital que te muestra San Juan de una forma bien distinta, con sus sabores, sus leyendas, sus personajes y sus paisajes.

Ver todas las entradas de Destino San Juan →