carrovelismo

¿Todavía no tuviste la experiencia inolvidable del carrovelismo?

La adrenalina de la primera vez se queda para siempre grabada en la memoria y en los sentidos. El viento en la cara, también la tierra (un must sanjuanino), la velocidad, la cordillera de Los Andes de fondo, todo se conjuga en una experiencia única arriba de un carro a vela en la pampa de El Leoncito, en el departamento Calingasta.

A ello se suma la tranquilidad de saberse acompañado por un equipo de expertos en el tema, la familia Toro, hijos de don Rogelio Toro, el primero en ofrecer esta experiencia al turismo hace 50 años y el mayor difusor de la actividad en todo el país.

Homenaje

El carrovelismo, o windcar, es un deporte que impulsó el Gringo de Lara luego de descubrir desde un avión la inmensidad de esa pampa en la década del ‘70.

El carro tiene tres ruedas y una vela que es la que permite el desplazamiento por la acción del viento, es decir se mueven sin motor alcanzando velocidades de más de 100 km/h.

También tiene un volante diminuto y una escota, que es el cabo que sirve para manejar la dirección.

Vanesa Toro contó a Destino San Juan que la temporada de carrovelismo comienza en septiembre, a las 17 llega el viento a la pampa, y a partir de enero, a la hora 18 (el viento llega más tarde), hasta marzo.

“Nuestra empresa, Carrovelismo Don Toro, realiza paseos turísticos, con carros que son más pesados que los deportivos. Hacemos un recorrido de unos 10 kilómetros que son unos 15 minutos”, relató.

Los carros los maneja personal de la empresa y puede ir un adulto y un niño pequeño en la misma vuelta. También se realizan experiencias de carrovelismo inclusivo.

Si el viento es bueno, el paseo puede alcanzar los 65 km por hora.

“Es algo único y en un lugar único. Una actividad que disfruta toda la familia, incluidos los abuelos porque hemos llevado gente de 90 años, el turista va sentado así que es muy cómodo”, dijo Vanesa.

Valor de la experiencia inolvidable: $2.000.

Competencias

En 2012 se realizó un encuentro de amantes del windcar y llegó gente de todo el país y de Chile. La última competencia fue en 2018, en homenaje al Gringo de Lara, y desde entonces no se hizo otra.

Las empresas que ofrecen esta actividad al turista propusieron una nueva competencia o encuentros amistosos, que promocionan y promueven el carrovelismo, pero no han tenido respuesta hasta el momento.

¿Qué estás esperando? El Leoncito y la cordillera de Los Andes te esperan.

Para contratar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *