Chingolo: el copetón que anuncia el viento sur

Los abuelos decían que su canto cristalino anunciaba el viento sur y …nunca fallaba.

No se lo propone, pero es simpático el chingolo, o copetón, una especie de ave a la que suelen mal llamar «gorrión americano», es que por sus colores tiene algún parecido con el gorrión, pero el chingolo es más vistoso.

Según la Guía de aves argentinas, el chingolo mide entre 13 y 15 cm de largo, pesa entre 20 y 25 g. Se distingue por poseer un copete con rayas negras.

El pico es corto y recto, de unos 15 mm. Muestra la corona y la cara grises, con una banda negra. La garganta es blanca, con un visible collar en la nuca de color canela o castaño rojizo.

El vientre y el pecho son pardo claro o blanquecinos, con reflejos más oscuros y los costados grisáceos. El dorso es también pardo, manchado de negro, con las alas y la cola de tono más oscuro. Los juveniles tienen plumaje más uniforme, con jaspeado más oscuro en el pecho.

Las patas están bien adaptadas a su hábito arborícola, con tres dedos orientados hacia delante y uno hacia atrás.

Su nombre científico es Zonotrichia capensis, y según Paul Handford, en “Correlatos vegetales de variación en el canto de ZC. Ecología del Comportamiento y Sociobiología”, su canto es exclusivo del macho, aunque en apariencia simple, formado por un tema de tres tiempos y un trino posterior, permite identificar la población de origen del macho.

Si bien el tema es distinto en cada individuo, el trino es característico de un grupo de población, permitiendo a la hembra identificar la procedencia de su respectiva pareja.

El canto se transmite de generación en generación, los pichones lo adquieren entre los 10 y 40 días de vida, escuchando el canto de los adultos de su grupo.

Costumbres del chingolo

El chingolo habita en toda Sudamérica ya que se ha adaptado a vivir en una gran diversidad de climas, desde las selvas hasta las zonas desérticas.

Se lo puede ver en todos los ambientes, incluso en las ciudades, excepto en las cumbres de montañas.

Es solitario, formando parejas en época de reproducción, pero rara vez forma bandadas monoespecíficas. Pasa mucho tiempo en árboles y arbustos, aunque baja a tierra a recoger su principal alimento, semillas y gusanos.

Permanece activo hasta entrado el anochecer.

Sus nombres comunes son chingolo y cachilo (Argentina), pichitanca (Bolivia), San Francisco, chincol (Chile), tico-tico (Brasil), come maíz o pirrís (Costa Rica), copetón (Colombia y zona andina de Venezuela).

También cachilo, pichitanca, comemaíz, planchín (Norte de Perú), chesy hasy, afrechero, copetón opinche. Pichuchanca, chaquia, en Perú, coronadito en Guatemala. ​

Son aves muy confiadas, son omnívoros en su alimentación ya que comen semillas, insectos, larvas, néctar, flores, etc.