pititorra

Pititorra, chiquita y cantora como un ruiseñor

La pititorra es un ave que no llama visualmente la atención, pero es un gusto escucharla cantar, su nombre científico, Troglodytes aedon, hace referencia al ruiseñor (aedon) justamente por su canto, según consigna Alejandro Mouchard, en su libro “Etimología de los nombres científicos de las aves de Argentina”

Es un pájaro pequeño, mide unos 10 cm y pesa alrededor de 12 g. Tanto el macho como la hembra tienen el plumaje de las partes superiores de color pardo, con listado negro en las alas y la cola. Sus partes inferiores son de tonos marrones más claros, haciéndose más claros hacia el vientre. Los ejemplares jóvenes son más oscuros que los adultos.

Tiene un canto corto y repetitivo, en ocasiones puede llegar a ser melodioso y se la puede encontrar en casi todo el continente americano, y forma parte de la avifauna sanjuanina según los relevamientos realizados por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable.

Es un ave inquieta de movimientos rápidos, por lo general siempre se la ve trepando, no vuela grandes distancias, aunque esté en peligro.

Se alimenta de insectos y de arácnidos que encuentra en las plantas o en el suelo.

Fabrica su nido con pastos y plumas que los coloca en huecos en los árboles secos, tejados, caños, etc.

Si bien en Cuyo se la conoce como pititorra, tiene otros nombres según la región, entre ellos: chochín criollo, ratona común, cucarachero común, chercán, chivirín saltapared, saltapared continental norteño, soterrey cucarachero, chochín casero, curucucha, cucurucha, y tacuarita.

Si la ves y la escuchás, dejala libre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *