Vallecito

de Buenaventura Luna

Ya no es el mismo mi valle

Nublarse sus cielos vi

Y están marchitas las flores

Que enamorado te di

Ya de aquel antiguo canto

Del claro río materno

No queda sino este llanto

Que va rodando, entre tanto,

Se hace más triste el invierno.

Vallecito de Huaco donde nací

Sombra del fuerte abuelo que ya se fue

A tu molino viejo quiero volver

Hoy que de amarga vida probé la hiel.

Lejos de ti

De mi querencia

Pobre de mí

Me paso llorando ausencias

Me paso llorando ausencias.

Cuando me doble el cansancio de mis afanes perdidos

He de tornar a la sombra de tus viejas arboledas,

Al frescor de tus aleros, a la paz de tus sembrados

Al oro de tu poniente cuando prolonga la tarde

Su agonía entre las lomas,

Y al fogón de tus pastores envejecidos de inviernos,

Entre cantos de cencerros y quejumbres de vihuelas

Con el ¡ay! de las tonadas

…Y en callada mansedumbre como quien se va durmiendo

Quiero morirme sonriendo bajo la luz de tu cielo

Acaso cierren mis ojos las piadosas manos magras

De alguna vieja huaqueña de negro rebozo pobre

Y antiguo credo cristiano.

Te canto Vallecito por recordar

Tus verdes alfalfares, mi huerto en flor

El oro de tus trigos, el manantial

Y la lejana estrella que él reflejó.

Lejos de ti

De mi querencia

Pobre de mí

Me paso llorando ausencias

Me paso llorando ausencias.

Acerca de Destino San Juan

Revista digital que te muestra San Juan de una forma bien distinta, con sus sabores, sus leyendas, sus personajes y sus paisajes.

Ver todas las entradas de Destino San Juan →