Los vinos sanjuaninos que se animaron a un nombre audaz

vino

Ya no alcanza con el nombre de la bodega, la viña o el apellido tradicional. Ahora los vinos atrapan desde la góndola con su nombre y mientras más loco y gracioso, mejor. Una estrategia de marketing  que está teniendo gran éxito y a la que se están empezando a sumar las bodegas sanjuaninas.

¿Dónde empezó? ¿Quién fue el primero? Es algo difícil de discernir, pero hace un par de años  comenzaron a verse estas etiquetas que buscaban diferenciarse del resto.

Unos años antes, en 2014, el sitio ecocuyo destacaba a una “nueva generación de enólogos que busca revolucionar el mercado del vino”.

Estos jóvenes creadores iban por todo, y no solo se animaron a los nombres locos, sino que  derribaron mandamientos que parecían intocables en el proceso de elaboración del vino.

“Reverendo H” y “El Fantasma” son dos vinos de la bodega Yanzón, elaborados por Carlos Rodríguez. “En Buenos Aires gustó mucho Reverendo H, nos pareció picaresco pero no grotesco y tiene una excelente relación precio-calidad”, dijo el enólogo.

Bodega Yanzón, de Caucete.

Rodríguez contó a Destino San Juan que esta moda de nombres diferentes es una estrategia de marketing enfocada en el consumidor joven; para lo cual es necesario saber sus códigos, hablar su idioma.

“En general la comunicación de vino dejó de apuntar a la familia y ahora se focaliza en los amigos, las citas. El público joven tiene esa desfachatez y por eso se direccionaron las etiquetas a ellos”, dijo.

En los diseños de las etiquetas ya no hay montañas ni escudos nobiliarios, ahora abundan los trazos de líneas modernas y muchos colores donde el nombre prevalece.

Estos vinos están enfocados en un consumidor que tiene entre 30 y 45 años, una generación que tiene su propio vocabulario y costumbres y consumen vinos de media y alta gama, explicó Rodríguez.

Animarse

“Si querés estar a tono e insertarte tenés que tener vinos que vayan en esta onda y un nombre desafiante”, agregó el enólogo.

Bodega Fabril Alto Verde

Antes de esta moda, la bodega Fabril Alto Verde, que elabora vinos orgánicos, sacó un vino llamado “Semental”, sin embargo no estaba destinado a un mercado joven.

Hace poco, la Bodega Finca Las Moras presentó su vino “Demencial”, Pinot Noir y Blanc de Blancs, elaborado con uvas del Valle de Pedernal, bajo el slogan “exactamente como no tenía que ser”.

Bodega Las Moras

Daniel Tortosa, de la vinoteca Vinos & Artes, contó que Reverendo H es el único vino que tiene en góndola en sintonía con esta tendencia.

“Nosotros siempre estamos atrás de Mendoza en este sentido. Me parece bien esta apuesta porque el vino llama la atención desde su nombre y su etiqueta y con esto logran el objetivo. Cuando en San Juan se animen cuatro o cinco, otros los seguirán”, señaló Tortosa.

Mendoza, a la cabeza

Hugo Ugarte, propietario de la vinoteca Ugarte y sommelier, opinó que esta tendencia de nombres osados en las botellas de vino tiene a Mendoza como protagonista absoluta.

“En San Juan no salieron muchos nombres nuevos con este estilo, pero sí en Mendoza que tiene nombres como ‘Loco de remate’, ‘Mosquita muerta’, ‘Maleante’, ‘Pistolero’, y ‘La bala que dobló la esquina’, todos de Mendoza”, contó Ugarte.

En el año de la pandemia la bodega mendocina Dante Robino sacó el vino espumante “2020 LPQTP”; “tuvo un gran éxito ese espumante porque la gente busca novedad”.

vino

Ugarte comentó que en San Juan han creado la Cámara de Vinotecas con la idea de potenciar los caldos sanjuaninos “porque el 70 % de los vinos que vendemos son de Mendoza; quedan pocas bodegas en San Juan”.

España no se quedó atrás y en el 2020 presentó las etiquetas Malafollá, Ostras Pedrín!, Envidia Cochina, Mosquita muerta y Cava Sutra.

¿Cuál es el límite?

“Buena mierda” es el nombre de un vino de Mendoza.

“El 2020 LPQTP tuvo un éxito rotundo porque fue el año de la pandemia y eso pegó en el consumidor que se sintió identificado con ese nombre. Pero creo que otros se pasan de la raya y ya es de mal gusto”, opinó Rodríguez.

Por ahora atrapar al consumidor joven es lo único que importa, aunque para ello se tengan que transgredir algunas viejas reglas.

Bodega Don Bosco

Algo más sobre la Ruta del Vino en San Juan, aquí.