Patrimonio Histórico y Cultural: el Colegio Nacional cumple 160 años

colegio

Desde su hermosa fachada, el Colegio Nacional Mons. Pablo Cabrera evoca historia. Fue el primer colegio secundario de la provincia fundado por Domingo Faustino Sarmiento cuando era gobernador de San Juan y este 15 de junio cumple 160 años.

Hoy, es una institución señera que guarda miles de relatos y anécdotas de los alumnos que pasaron por sus aulas y así lo demuestran en las redes sociales.

Colegio Nacional Mons. Dr. Pablo Cabrera es el nombre de su página en Facebook, allí los exalumnos declaran su amor al colegio: “¡Es una gran familia! Quien se pone su camiseta jamás podrá sacársela. Orgullosa de pertenecer. ¡Lo llevo en el corazón!” (Norma Collado).

“Mi querido Colegio Nacional, institución tradicional de San Juan, por sus salones hemos pasado muchas generaciones de sanjuaninos que logramos acceder a una vida de calidad gracias a las enseñanzas y valores inculcados en nosotros.

Orgulloso de ser egresado del colegio y ahora docente del mismo” (Marcos Torres).

“Es el colegio en el cual yo pasé los momentos más felices de mi juventud!!! (Griselda Molina).

También tiene canal en YouTube y un blog oficial.

Sarmiento, su fundador.

Historia del Colegio Nacional

En el libro “Historia de San Juan”, Horacio Videla relata que fue el 21 de mayo de 1862 cuando el gobernador Sarmiento firmó el decreto que creó el Colegio Preparatorio, una casa de estudios de introducción a la enseñanza universitaria.

Este bachillerato o establecimiento educativo secundario fue el tercero en la República precedido solo por el Colegio San Carlos de Buenos Aires y el de Montserrat de Córdoba.

La reseña de Videla detalla que en sus planes de estudio el colegio incluía asignaturas propias de la enseñanza media, a saber: latín, francés, inglés, dibujo, geometría, álgebra, física, mineralogía, química, bellas artes y economía política.

“La dirección del establecimiento se concedió a un director, un secretario y varios profesores en dependencia inmediata de la Comisión Promotora de la enseñanza pública y el patronato de honor fue conferido al gobernador de la provincia.

Por otro decreto, del 7 de junio de 1862, se nombró director del colegio a don Pedro Álvarez conocido educacionista chileno, natural de La Serena, antiguo director del Liceo de Coquimbo con servicios prestados en la docencia sanjuanina desde 1852, llevado por Saturnino de la Presilla a la Comisión Promotora y por el provisor monseñor Maradona a la dirección de una escuela particular”.

Como secretario fue designado don Pedro Calderón, mientras que el cuerpo de profesores lo integró Álvarez y Calderón en geografía e historia antigua, el primero, en gramática y francés el segundo; y Rodolfo Stolcher en dibujo natural y matemáticas.

Y si bien la fecha de inicio (y en la que se celebra su aniversario) se fijó para el 15 de junio, el colegio comenzó a funcionar el 29 de junio de 1862, según Videla.

El acto inaugural

La manzana donde se instaló el colegio era propiedad de la congregación de La Merced, entre calles Santa Fe, Rioja, Mitre y Tucumán, donde había funcionado el Liceo Federal. De allí tuvieron que desalojar al obispo Aldasoro de unas habitaciones que ocupaba.

“En el acto inaugural pronunciaron sendos discursos el director el ingeniero mineralogista Francisco Ignacio Ricard, y el gobernador Sarmiento quien destacó en su discurso con especial énfasis la orientación científica del establecimiento y el propósito de preparar a los jóvenes bachilleres para los estrados universitarios”, señala Videla.

Promoción ’83, foto Diario de Cuyo.

Al término de una incursión sobre los sistemas educativos mundiales cayó en uno de sus temas de rechazo favoritos cargando la mano a “nuestro sistema de doctores patentados que producen otro daño”.

Otra de las cuestiones que destaca el historiador es que Sarmiento hizo gestiones para que el este colegio obtuviera afiliación a la Universidad de Buenos Aires, como estaba previsto en su ley de creación, pero no lo consiguió.

“El fanático rector (de la UBA), Juan María Gutiérrez, opuso múltiples reparos contra la idoneidad de los profesores y la falta del concurso en la provisión de las cátedras, a la falta de uniformidad en los programas de estudio y a la inexistencia de una ley que reglase la relación”.

Lo que si se logró fue la nacionalización del mismo. “El gobernador Sarmiento quería la nacionalización del colegio para que el gobierno nacional se encargara del sustento del mismo. 

A fines de 1864 el presidente Bartolomé Mitre fundó colegios secundarios en varias provincias, y en el caso de San Juan nacionalizó la Preparatoria de Varones”, señala el blog del colegio.

Se organizó un inventario y todos los bienes del colegio pasaron a la nación. El que se encargó del traspaso fue el diputado nacional Santiago Cortínez. 

La Preparatoria de Varones se transformó en el Colegio Nacional de San Juan con una cátedra anexa de Mineralogía que sería la célula de la Escuela de Minas. Se cumplía el anhelo sarmientino: formar a los jóvenes sanjuaninos para continuar con estudios superiores.

Escudo del colegio.

Nuevo edificio

Entre 1924-1929 se organizó la construcción de un edificio nuevo, que debía contar con: laboratorio de Ciencias Naturales, amplias aulas, casa del mayordomo y rectorado.

El original edificio tuvo 22 aulas, oficinas, salón de actos, biblioteca y baños. Varias ampliaciones posteriores no respetaron las características edilicias originales. 

En 1978 se construyeron las galerías y aulas sobre avenida Rioja, con laboratorios de Ciencias Naturales, baños y 12 aulas más”, señala el blog.

Mientras que en el año 2001 se reconstruyó el salón de actos que sufrió un incendio y desde 2006 se edificaron SUM, baños y nuevas preceptorías.

El blog oficial rescata que el edificio, construido a principios del siglo XX, resistió el terremoto de 1944 y las aulas del colegio funcionaron como hospital.

Las clases de ese fatídico año comenzaron en el mes de mayo y las autoridades eligieron el patio del Colegio Nacional para dar inicio al ciclo lectivo.

Personalidades que pasaron por sus aulas

El primer egresado de ingeniero en Minas fue David Chávez, profesor del colegio y luego gobernador de San Juan. El doctor Alejandro Albarracín, director del colegio y también gobernador.

Rogelio Boero fue director del Nacional y participó en la organización de la Escuela de Ingenieros como Facultad de Ingeniería.

Profesores que trascendieron a la cátedra: Emar Acosta, Eloy Camus (gobernador de la provincia), Horacio Videla (vicegobernador en la década de 1940), Julián Tornambé, entre otros muchos más.

El Nacional tuvo alumnos como: Amable Jones, Federico y Aldo Cantoni, Américo García y Alfredo Avelín. Y muchos hombres comunes que hicieron del Nacional su refugio de juventud, con miles de aventuras propias de chicos de cada época”.

Actualmente el Colegio Nacional Mons. Dr. Pablo Cabrera contiene 39 divisiones: 19 corresponden al ciclo básico; y 20 cursos del ciclo orientado con las modalidades: Ciencias Naturales; Economía y Administración y Ciencias Sociales y Humanidades.

La Ley Provincial N° 7485/2004 declaró al edificio del Colegio Nacional “Patrimonio Histórico y Cultural”, mientras que la Ley Nacional 27293, promulgada el 8 de noviembre de 2016, sostiene: “Declárase bien de Interés Histórico y Artístico Nacional, al edificio donde funciona el Colegio Nacional Monseñor Doctor Pablo Cabrera”.

En mayo de 2022, como parte de los festejos por sus 160 años, el colegio abrió sus puertas para mostrar su acervo educativo y cultural a través de una muestra de su Archivo, Museo y Biblioteca Histórica con la exhibición de valiosas piezas.

Acerca de Destino San Juan

Revista digital que te muestra San Juan de una forma bien distinta, con sus sabores, sus leyendas, sus personajes y sus paisajes.

Ver todas las entradas de Destino San Juan →