Rafael y David

Iluminados por el arte: de Pocito a Italia con el sello Beretta

Un homenaje y resarcimiento al pueblo huarpe dejó el artista italiano Raffaele Beretta en su colosal obra ubicada en Pocito, Deportación de los Huarpes, única en su tipo, donada a la provincia en el año 2017, de acceso libre y gratuito.

Pero decir adiós no es irse, y Beretta no solo volvió a San Juan, sino que se llevó a Italia a un joven de ancestros huarpes, David Zalazar, para que aprenda el oficio del ayudante trabajando con él en la ciudad de Albese con Cassano donde Beretta realiza “La puerta del cielo”. Una oportunidad única para un pibe que jamás se había subido a un avión, con gastos totales a cuenta de Asociación Communitas, una fundación italiana de la que Beretta es parte fundacional.

La experiencia le está cambiando la vida a David, y la idea es que a su regreso pueda cambiar la vida de muchos otros en su Sarmiento natal. La meta es la trascendencia, esa que inculcó Raffaele en Pocito.

En ese rincón de calle 15 y Mendoza quedó la obra de 17 metros que Beretta realizó junto a los alumnos de la escuela Luis Vernet (en cuya entrada quedó colocada), maestros, directivos, padres y vecinos, todos colaboraron con la gran obra que relata el destierro que sufrieron los huarpes a manos de los españoles que los trasladaban a Chile como mano de obra esclava.

Esa obra también les cambió la vida a muchos.

La joya de Pocito – Destino San Juan

Maestro italiano

“Se empezó la segunda parte de la escultura, o como le llamaron los diarios de acá ‘la escultura colosal’. Mucho trabajo y mucho tiempo demanda esta escultura y Rafael es un hombre que empieza a trabajar muy temprano y termina muy tarde. Una excelente persona, como escultor y como persona!! Me siento muy contento de ser parte de esto, aunque por ahí lo hago rabear mucho jaja. Pero el me entiende”, relató David a Destino San Juan.

opera en italia

Zalazar aseguró que lo que más le gusta de esta experiencia en Italia es la gente. “Estoy rodeado de magnífica gente que se preocupa mucho por mí. Cada persona de acá tiene un papel muy grande en la escultura, como los señores Enriques, yo les digo Enrique 1 y Enrique 2 para diferenciarlos jaja. Ellos siempre vienen para ver si necesitamos cambiar esto o aquello. También está Micaela, ella viene y ayuda con la escultura, a cambiar, a dar formas. Todos ellos, excelentes personas”.

Los elogios también fueron la para familia de Raffaele, quien acogió a David en su casa durante los tres meses que dura este entrenamiento fenomenal.

“Les tengo mucho cariño, son personas que siempre están preguntando si estoy bien, si me hace falta algo. Siempre voy a estar agradecido con todos ellos. Leticia, la esposa de Raffaele es para mí una persona increíble, una mujer tan buena, no tengo palabras para todo lo que hace por mí. Sus hijos son buenísimas personas. Cualquier cosa que necesito ahí están ellos. Francesco, Pablo, Kiara, personas únicas de las que no se encuentran en estos tiempos. Gracias a todos ellos no siento ni extraño mucho Argentina. Todos me hacen sentir en casa y siempre voy a estar agradecido con todos ellos, como también de Adriano”, aseguró el sanjuanino.

Un entorno que lo hace sentir en la puerta del cielo.

La nueva ópera

En 2021, a través de la Resolución Nº 83 del 30-09-2021, el Consejo Municipal de Albese con Cassano concedió a Raffaele Beretta, en representación de la Asociación Communitas, la construcción de una arquitectura historiada en Piazza degli Olimpionici Albesiensi, la plaza dedicada a los campeones olímpicos de Albese y Cassano, donde se instalará la obra arquitectónica.

Puerta del cielo es una obra faraónica, de esas que le quitan el sueño a Beretta y en las que le gusta involucrar a todo el mundo, se trata de un arco triunfal que tendrá 32 metros de largo por 10 de alto, y 1,70 de ancho.

A decir del artista, “la Puerta del Cielo viene así a adquirir un valor simbólico, además de constituir una oportunidad concreta de laboriosidad para los jóvenes artesanos, así como una ‘fábrica y taller’ aptos para la formación de un buen número de niños y niñas. que serán capaces de poner efectivamente su mano en la realización de una obra destinada a hacerse pública y a perdurar en el tiempo”.

Beretta explica que la Puerta del Cielo, como la montaña, tiene dos lados; la vertiente sur, llena de actividad, luz y construcciones, y la vertiente norte, enteramente ocupada por bosques y selva, que tiene siempre la función de soledad e introspección.

En la ladera sur, en primer plano, abajo, se evoca inmerso el mundo campesino en el que vivimos nuestra juventud, hasta los años cincuenta del siglo pasado y que sigue siendo el fundamento de la estructura psicofísica de nuestro pueblo.

Del lado izquierdo se evoca la cosecha de maíz y del derecho la cosecha de papa, actividades en la que todos participaron.

Subiendo un registro, se evocan los hechos de Pedretti, campeón olímpico en Los Ángeles, en 1932, en la disciplina ciclista de persecución por equipos y de Fabio Casartelli, medallista de oro olímpico en Barcelona en 1992, en la prueba individual de ciclismo de ruta. Y mucho más, en una obra compleja.

Beretta, artista de altísimo nivel, trabajador incansable y humanista excelso, sigue dejando huellas profundas, acá y allá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − siete =